6 títulos de su catálogo para pasar a print on demand

¿Cómo afecta la print on demand a su editorial? y ¿cuáles son los beneficios que podemos obtener al implementarla? En este artículo se lo explicamos.

Mucho se habla de la print on demand o POD en el mundo, pero ¿cómo afecta directamente a nuestra editorial? ¿A qué parte de nuestro catálogo hemos de implementarla? En este artículo, le mostraremos seis tipos de necesidades de su catálogo que pueden verse solventadas con la print on demand.

Principal función de la print on demand

Antes de empezar a hablar de cómo se adhiere la print on demand a su necesidad editorial, comencemos con explicar la base de su actividad.

La print on demand, como su nombre indica, se refiere a la impresión de libros que se pone en marcha cuando existe una demanda sobre un título en particular y no antes. Esa característica específica es precisamente lo que la convierte en una alternativa altamente rentable para las editoriales.

Al producirse el ejemplar sólo cuando existe una demanda sobre el título; se elimina tanto inversiones iniciales significativas como el riesgo de producir tiradas por adelantado, de las cuales no se conoce el comportamiento de su demanda. En consecuencia, permite reducir la posibilidad de que se generen devoluciones por parte de las librerías y por tanto disminuye el riesgo de incurrir en sobrantes.

¿Para qué títulos funciona mejor la print on demand

Cada catálogo editorial tiene unas necesidades distintas que dependen de muchos factores. Sin embargo, la print on demand resulta de especial utilidad para varios perfiles de títulos que probablemente reconozca en su catálogo. Los cuales incluye:

Slow movers

Títulos que no ameritan tiradas largas, pero tampoco ser sacados del catálogo.

Experimentales

Títulos de los que no se cuenta con datos previos del comportamiento en el mercado.

Descatalogados

Títulos que quedan fuera de catálogo por carecer de demanda que amerite un gasto en reimpresiones.

Reimpresiones

Títulos cuyas existencias de la tirada actual están por liquidar o han sido ya liquidadas.

Actualizaciones

Títulos cuyo contenido debe estar constantemente actualizado.

Con interés internacional

Títulos que podrían encontrar un público objetivo en mercados internacionales.

Entremos a continuación en más detalle de cada una de estas categorías y cómo puede la print on demand solventar ciertas tesituras:

1. Títulos de su catálogo con rotación lenta o slow movers

Empezamos nuestra lista con uno de los títulos que encuentran su mejor desempeño a través de la print on demand: los títulos de rotación lenta o slow movers. Son simplemente obras que ya no se encuentran en un punto del ciclo de vida con alta actividad, tienen menor movimiento de ventas, pero aún se demandan.

Al empezar a imprimir estos títulos on demand, se evitan costes de almacenamiento de tiradas largas que no se venden en su totalidad; a la vez que permite mantener el libro en el mercado, satisfaciendo la demanda intermitente que los caracteriza.

2. Literatura experimental con demanda difícil de predecir

Este punto se aplica a las novedades con las que puede diversificar su oferta editorial para un mercado que tiene cada vez más nichos de interés. Manuel P. aclara muy bien este argumento en Manual del Editor, cómo funciona la moderna industria editorial (Ed.Berenice): «Cada día aparecen nuevos campos de interés para los lectores, dada la mayor complejidad y especialización de la sociedad. Nuevas tecnologías, modernas profesiones, aficiones, hobbies nuevos gustos, hacen que las secciones de las librerías ofrezcan cada día un mayor número de temáticas.”.

Para lograr satisfacer la demanda que producen estos nichos especializados, se hace necesario un catálogo más arriesgado con una oferta significativa de títulos experimentales. Para lograr diversificar su catálogo y entrar a producir para un nicho de mercado fiel, es necesario hacerlo con tiradas cortas, ya que en el proceso cabe el riesgo de que algunas colecciones no encuentren su nicho ideal. Es por ello que, más allá de sólo tiradas cortas, se hace mucho más rentable en términos de seguridad financiera lanzarse a introducir literatura experimental a través de la print on demand. Esta solución es conveniente para editoriales de cualquier tamaño.

3. Los títulos descatalogados resucitan con la print on demand

BoD_titulos_descatalogados_print_on_demand

Aquellos títulos que no tienen suficiente demanda para ameritar un gasto en reimpresiones pasan a estar descatalogados y no vuelven a estar disponibles para los lectores interesados. 

Este artículo de El País lo resume muy bien: Si estar agotado es bueno, porque significa que el libro se ha vendido, la descatalogación implica un cierto grado de violencia. Sobre un título agotado se mantiene la esperanza de la reedición; sobre un volumen descatalogado, en cambio, no hay horizonte alguno. Hasta al librero se le pone cara de pésame cuando comunica al comprador que el título que solicita está descatalogado. «Busque en internet», añade a modo de consuelo, dando por supuesto que en la red se puede llevar una existencia póstuma.

El consejo de este librero va bien encaminado, pero le falta un detalle: la venta no tiene que efectuarse tan solo en internet. Con la print on demand el librero puede hacer un pedido y tener el ejemplar en su librería en unos días, no tiene necesidad de perder la venta. Esos títulos pueden mantenerse en su catálogo sin un riesgo financiero; supliendo una demanda que, aunque poca, aún es capaz de generar beneficios. 

La print on demand presenta una opción mucho más productiva para estas obras que su salida absoluta del mercado: aseguran ganancias que se hubieran dejado de producir si se hubiese dado de baja al título por completo.

De esta manera, además, las editoriales logran extender los derechos sobre la obra y contentar a los lectores que sí siguen teniendo un interés en el título en cuestión.

4. Títulos que necesitan reimpresiones y reediciones

Dentro de otra solución que aporta la print on demand, tenemos la aplicada a las reimpresiones y reediciones. Este punto va dirigido a títulos los cuales las existencias de la tirada actual están por liquidar o han sido ya liquidadas.

Esta etapa es otro momento ideal para decidirse por la print on demand, ya que es cuando normalmente se decide el destino de su catálogo actual. Si son libros que no ameritan una gran tirada para su reimpresión, con la POD se puede hacer una reimpresión de exactamente la cantidad indicada, sea 5, 20, 150 o 300.

¿Qué ocurre con los títulos que se han vendido muy bien en su última tirada?

Merecen una mención especial los títulos que han contado con altos niveles de ventas en su tirada anterior, pero de los que sin embargo aún no se estima claramente cuán alta seguirá siendo su demanda.

Para ellos se recomienda tener un especial cuidado, ya que son precisamente estos títulos los que cuentan con mayor probabilidad de incurrir en sobrantes. Esto se debe a que tiende a hacerse difícil calcular si su alta demanda continuará en ascenso o se estabilizará, llevando a producir tiradas demasiado grandes.

Si se quiere evitar a toda costa incurrir en sobrantes, se recomienda suplir la demanda sin reimpresiones, sino con una impresión 1:1, ejemplar a ejemplar con la print on demand. Esto asegura que, si la demanda ha decrecido, no representaría un problema financiero ya que no se llegó a imprimir el título. Por el contrario, si existiera una demanda mayor, la POD estaría de igual manera en capacidad de seguir produciendo los ejemplares bajo altos niveles de demanda.

5. Títulos con contenido siempre actualizado con la print on demand

Cuando un título está disponible bajo print on demand, las actualizaciones se reflejan en su catálogo mucho más rápido; ya que se elimina la necesidad de esperar a que los ejemplares impresos se agoten para empezar con una nueva tirada. Así, cualquier corrección o cambio se ve inmediatamente reflejado en la impresión del próximo pedido de este título.

Este punto en específico le permite a su editorial vender a su público objetivo un servicio mucho más competitivo en comparación a las editoriales que no cuentan con una estrategia de print on demand. Más allá de la corrección de erratas reestructuraciones, algunos usos útiles son, por ejemplo:

  • añadir contenidos extra como introducciones o capítulos inéditos,
  • integrar reseñas notables en la cubierta del libro conforme se van publicando o
  • incluir referencias a eventos influyentes en la temática de estudio de un título que podrían haber dejado al mismo obsoleto.

6. Títulos para introducir en mercados internacionales

¿Podría su título tener interés para hispanohablantes residentes fuera de España? Teniendo en cuenta la dificultad de adquirir libros en español para residentes en el extranjero, ¿no podría su catálogo cubrir necesidades que otras editoriales pasan por alto?

Sabemos que plantearse la idea de introducir títulos a nuevos mercados internacionales es un trabajo arduo que presenta varios desafíos: la falta de conocimiento del mercado y sus agentes, la poca previsión de la demanda real y la falta de datos sobre los beneficios que se podrían obtener.

Es por eso que, en adición a elegir un modelo de print on demand para su estrategia de internacionalización sin riesgos, también se recomienda para este proceso contar con un socio internacional asentado en el mercado objetivo, como es el caso de BoD.

BoD se responsabiliza de los trámites administrativos y lleva sus títulos al resto de países europeos y anglosajones de manera simple, sin grandes esfuerzos y solo posibles beneficios. Al tener presencia en 9 países europeos, aliados de distribución a lo largo de ellos y un sistema unificado de impresión y distribución; se garantiza de manera sencilla la presencia de sus títulos en todos los puntos de ventas relevantes de los países en cuestión.

En resumen

En este artículo se han establecido los títulos que presentan un historial de éxito bajo aplicación de print on demand. Recordemos todos ellos una vez más:

  • títulos con poca rotación o slow movers,
  • literatura experimental con demanda difícil de predecir,
  • novedades de las que se requiere una primera tirada pequeña,
  • descatalogados,
  • para reimpresiones o reediciones,
  • y títulos con posibles lectores objetivo en mercados internacionales.

En resumen, al comenzar a imprimir títulos bajo la modalidad de print on demand:

  • se evita la sobreproducción y se reducen los costos de almacenamiento y administración innecesarios,
  • minimizamos las devoluciones,
  • surge una oportunidad de diversificar su catálogo
  • e introducirlos a los mercados internacionales; sin grandes inversiones ni riesgos adyacentes,
  • y se cubren todos los canales, nacionales e internacionales, de la mano de un solo socio de impresión y distribución.

Basado en todo lo anterior, podemos decir que la print on demand le presenta a las editoriales una herramienta para hacer mucho más competitiva la gestión interna de sus títulos y exteriorizárselo a su público objetivo. 

A estas instancias, es posible tener cierta claridad de los títulos que, dentro de su catálogo, se encuentran listos para su introducción bajo demanda. Una vez definidos, en BoD nos encargamos de ser su socio comercial para la tarea de eliminar los trámites administrativos, optimizar los títulos de su catálogo llevándolos bajo demanda y asegurar su correcta distribución en España y en los mercados internacionales.  

¿Quiere saber más?

Para conocer más sobre nuestra estrategia de print on demand, le invitamos a ver nuestro vídeo Impresión bajo demanda y distribución para editoriales – YouTube y nuestra página web. Asimismo, le invitamos a escribirnos a editoriales@bod.com.es para recibir una propuesta ajustada a las necesidades de su editorial.

Autora

Judith Gómez

Judith Gomez es una profesional de negocios internacionales con énfasis en marketing apasionada por la industria editorial y del libro. En sus prácticas en 2021 apoya al equipo de BoD en el contenido y asesoramiento para editoriales.

Autora

Laura Fernández

Laura coordina BoD España desde 2018, asesorando a editoriales en la digitalización de sus estrategias y apoyando a autores independientes en sus proyectos. Siempre tiene mil cosas y varios libros entre manos. Pide todo siempre por los ojos: compra más tipos de té de los que le da tiempo a probar y más libros de los que le da tiempo a leer.

otros artículos

Deja una respuesta

*Campo obligatorio