Cómo escribir un Plot Twist

Si estás escribiendo un libro, un Plot Twist es un elemento narrativo que le puede aportar complejidad a tu escrito. Te enseñamos cómo escribirlo.

02.09.2022 · marnold Escribir

Uno de los recursos narrativos más empleados en la escritura de un libro para provocar la sorpresa en el lector es el plot twist.

¿Pero qué es exactamente un plot twist?

Se trata de un giro inesperado en la trama que produce un cambio impactante o relevante para el libro. Todo da un vuelco y nada vuelve a ser lo que era, ni para la historia ni para los personajes.

Este recurso destaca porque ese cambio provocado por el giro no es esperado en absoluto por el lector. Si se construye bien, hará que la lectura sea sorprendente y enganchará aún más.

Sin embargo, si se abusa del recurso o no llega a funcionar, el lector se sentirá confundido o estafado al sentir que el autor se ha sacado un truco barato de la manga porque no sabía terminar la novela.

Por lo tanto, existen ciertas instrucciones que veremos y que hay que seguir a la hora de escribir un plot twist que de verdad funcione.

Ejemplos de plot twist

El uso de estos giros argumentales de la trama ha crecido mucho en los últimos tiempos. Cada vez se usa más, no solo en los libros sino también en el cine y en las series de televisión.

Es un recurso útil y divertido que ayuda al escritor a crear momentos de revelación estelares, sobre todo en el final.

Algunos finales impactantes por su giro inesperado pueden ser el que encontramos en ‘Circe‘ de Julio Cortázar. Se trata de uno de los cuentos que Cortázar escribió para su primer libro de cuentos titulado ‘Bestiario‘. En su final y más concretamente en un bombón que la protagonista prepara reside uno de los grandes plot twist del escritor argentino.

Otra gran escritora experta en giros de la trama para provocar suspense es Agatha Christie. Sus novelas policíacas están llenas de sorpresas y revelaciones que conducen al lector por unas adictivas investigaciones hasta descubrir el final del libro.

Un ejemplo más moderno sería ‘Perdida‘ de Gillian Flynn, llevada al cine por ser uno de los thrillers más vendidos. Un matrimonio con problemas y dos versiones muy distintas de lo que ha ocurrido nos lleva a un gran giro final que convirtió este libro en uno de los más leídos.

Ejemplos de plot twist en el cine

El cine y las series no se salvan de este recurso. Lo encontramos en películas como ‘El sexto sentido’, ‘Los otros’ o también en ‘Star Wars’ (alerta: spoiler) cuando Darth Vader le dice a Luke que es su padre.

Estas revelaciones, ya sean para intrigar, crear suspense o aclarar la situación, producen un cambio total en el argumento. Nada vuelve a ser lo que era, pero está justificado. Ese es el efecto que debe conseguir un buen giro.

Instrucciones para escribir un buen plot twist

Un gran giro inesperado en el argumento de la novela debe planificarse con antelación, ya que requiere de una preparación previa por fases.

Es decir, todo plot twist tiene una estructura. No aparecen porque sí, para resolver situaciones a las que el escritor no encuentra salida. Aparecen porque se piensan, se planifican y dan sentido a la historia que se va a escribir y, después, leer.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la estructura del plot twist, aparecen 3 momentos importantes:

• Preparación del plot twist

Es la presentación de los elementos que componen la novela con el fin de introducir al lector en la historia y que así conozca a los personajes, el escenario, la ambientación, la situación que los acontece, etc. Esta preparación, que encaja con el inicio de toda novela, prepara el terreno para crear un buen giro que sorprenda al final. Es importante no pasar por alto este inicio para que el lector no sienta que la historia parece forzada y descubra, de ese modo, el engaño.

• El engaño

Para que exista una sorpresa final, hay que evitar revelarla antes de tiempo. Para eso hay que crear un engaño que puede consistir en omitir información o en entremezclarla con la realidad. El objetivo es despistar al lector y que no descubra la sorpresa. Si lo hace, nos adelantará y el plot twist le parecerá predecible. Ese es el mayor error a la hora de escribir buenos plot twist. Si un lector no se sorprende, se habrá echado a perder el recurso más interesante de la novela. Para conseguir que este engaño funcione se puede recurrir a la creación de personajes cuya función sea despistar. Esto es normal encontrarlo en novelas policíacas o de suspense donde se sospecha de varios personajes por orden con el fin de despistar al lector para que no descubra al asesino.

• La sorpresa

Si el engaño ha cumplido su misión, el lector no espera lo que va a ocurrir. Se trata de la sorpresa final a modo de revelación inesperada. Es un momento clave y emocionante que hay que cuidarse con todo detalle. Tiene que justificarse para que el lector sienta que las nuevas piezas encajan en la historia. También hay que narrarlo de forma que se entienda para que el lector tenga tiempo de procesar todo lo que está ocurriendo y que da la vuelta por completo a la historia que ha leído. Elige con cuidado el momento adecuado para crear esta gran sorpresa, ya que será clave para conseguir el propósito del plot twist.

Características del giro argumental

Una vez se trabaje la estructura del plot twist respetando las etapas que lo forman, hay que tener en cuenta algunas características para escribirlo correctamente.

Un buen giro argumental:

  • Debería haber dejado pistas a lo largo de la historia para que una vez se revele la sorpresa, el lector pueda ver que tiene sentido.
  • Tiene una función en la historia y sirve para profundizar en el tema y en la trama junto a los personajes.
  • No abre nuevas subtramas para alargar el libro, sino que cierra la trama y da sentido a la historia.
  • Resuelve el conflicto de la novela.
  • Aparece en el clímax de la novela, ya que es un momento de revelación emocionante que sirve para explicar la trama.

La razón para no usar un plot twist en tu novela

Este recurso es tan utilizado últimamente que a veces se abusa de él y ni siquiera se prepara como debería.

Una mala, muy mala razón para emplear el uso de los plot twist en las novelas es para simplemente sorprender.

La sorpresa es la consecuencia de haber trabajado de forma correcta el giro argumental y de haberlo querido incorporar en la estructura de la trama como un elemento más. Esa bella consecuencia es la que hará que el lector disfrute del cambio relevante en el final del libro.

De lo contrario, si no se piensa y se introduce para simplemente impactar al lector con algo inesperado por el mero hecho de sorprender, se sentirá estafado y perderá la confianza en la historia. Creerá que has jugado con sus sentimientos y que nada de lo que ha leído hasta esa «mala sorpresa» ha tenido sentido.

Por lo tanto cuida la estructura del giro y tenlo presente desde el momento en el que vayas a escribir para ir dejando pistas sutiles que demuestren, al final de la historia, que esa sorpresa tiene sentido.

En algunos libros de ficción es fácil encontrar este recurso. Cuando está mal empleado es cuando aparecen muertes de personajes injustificables. Es decir, el escritor decide acabar con un personaje simplemente para sorprender al lector o porque no encuentra una función para dicho personaje.

Ejemplo de este mal uso

En algunos libros de ficción es fácil encontrar este recurso. Cuando está mal empleado es cuando aparecen muertes de personajes injustificables. Es decir, el escritor decide acabar con un personaje simplemente para sorprender al lector o porque no encuentra una función para dicho personaje.

Esto es un error porque, aunque sea un villano, el lector ha pasado tiempo conociendo al personaje y si de repente desaparece de escena sin un buena causa pensará que has jugado con sus sentimientos.

Conclusiones sobre el uso del plot twist

Utiliza este giro argumental de forma que encaje con la estructura de la novela para que sea un elemento más que trabajar y provoque esa sorpresa inesperada. De ese modo, será fácil llenar el relato de pistas y jugar con la expectativas del lector para engañarle con el fin de que se sorprenda en el momento de revelación del plot twist.

Por el contrario, evita usarlo para únicamente sorprender al lector o para abrir nuevas tramas y alargar la novela.

Un plot twist es un excelente recurso que ayuda a que la historia permanezca en la mente del lector cuando cierra el libro. Si se respeta las etapas que debe presentar en el desarrollo de la novela, conseguirás que el libro impacte.

Autora

BoD Silvia Lambda valienteinspo

Silvia Lambda

Silvia Lambda es especialista en Marketing Digital y Creación Literaria, dos pasiones que nacen de su creatividad y su deseo de inspirar a otros escritores en su camino literario. Mediante la escritura y la creación de contenido en redes sociales (@valienteinspo), da consejos para autores que quieran llegar a más lectores con sus libros.