Corrector de libros: quién es y qué opciones tengo

Tu libro merece ser impecable página tras página. Para ello necesitarás un corrector de libros. ¿Cuánto cuesta y qué opciones tienes? Te lo contamos.

Tus lectores esperan que el libro sea de alta calidad de principio a fin. Por esto, un manuscrito sin errores de ortografía es imprescindible. Pero ¿es estrictamente necesario recurrir a un corrector de libros profesional o hay otras alternativas? ¿Cuánto cuesta? ¿Qué puedes hacer si tienes un prepuesto limitado? Te contamos todo en este artículo.

Opciones de correctores de libros a bajo coste

1. Empieza por ser tu propio corrector de libros

¿Eres una persona con buena ortografía? ¿Crees que puedes apañártelas para ser el corrector de tu libro?

Unas cuantas revisiones para eliminar las erratas y los descuidos pueden parecer suficientes. Pero ten cuidado porque no siempre es así.

Lo cierto es que entre más leas y releas tu texto, es menos probable que identifiques los errores. Estos incluyen las repeticiones, las faltas de ortografía y de sintaxis. Sin mencionar algunas peculiaridades de la lengua española que quizás desconozcas. Por ejemplo, las acepciones de aún y aun. La primera, con acento ortográfico, la usamos como sinónimo de todavía. La segunda es sinónimo de hasta, incluso o siquiera.

¿Sabías que las palabras extranjeras deben escribirse en comillas o en letra cursiva? Por ejemplo: Ayer fui a la panadería francesa por un croissant. Si la has adaptado al español, debes escribirla sin ningún tipo de resalte: Ayer fui a la panadería francesa por un cruasán.

Para los prefijos también hay reglas específicas. Lo correcto es escribir el prefijo soldado a la base como ocurre en antirrobo, antiadherente, exjefe y expresidente. Si el prefijo afecta a más de una palabra, entonces debes escribirlo separado de la base. Este es el caso de vice primer ministro y pro derechos humanos. ¿Cuándo usamos el guion en los prefijos? Solo cuando la palabra base comienza por mayúscula. Por ejemplo en mini-USB.

La lengua española es compleja y la corrección de textos es una profesión en sí misma. Incluso los y las profesionales en esta área deben consultar regularmente los diccionarios y los libros de gramática, porque es imposible saberlo todo de memoria.

La ortotipografía: tu talón de Aquiles como corrector de libros

Si decides ser tu propio corrector de libros, es fundamental prestar gran atención a las reglas ortotipográficas. Por ejemplo, al introducir un diálogo, asegúrate de utilizar una raya y no un guion. Esto puede parecer un detalle sin importancia, pero los libros que no siguen estas reglas pierden profesionalidad.

Algunas reglas que debes conocer si quieres ser tu propio corrector de libros.

Los títulos de las películas, libros y otras obras se escriben en cursiva.

En textos literarios debemos escribir los números con letras siempre que se expresen en tres o menos palabras.

Las citas deben indicarse con comillas españolas. Si contiene otra cita, debes utilizar las comillas inglesas para la cita que está intercalada en ella.

Antes de signos de puntuación, no debes agregar espacios. Por ejemplo, antes de dos puntos, signos de admiración o de interrogación.

Corregir tú mismo tu manuscrito es un paso esencial. Sin embargo, es recomendable que otra persona lo corrija después de ti. Así, tus lectores no encontrarán erratas en tu libro ni se distraerán del contenido.

Si encontraras fallos a corregir en el cuerpo del libro después de la publicación, siempre puedes realizar cambios en el manuscrito de tu libro publicado con BoD haciendo de una reedición. Sin embargo, es mejor publicar tu libro después de la corrección para evitar tener que reeditar cada vez que encuentres una errata.

2. Pídele a un lector beta que sea tu corrector de libros

Es posible que conozcas a alguien que se pasa el día entero leyendo o que, por ejemplo, sea profesional de enseñanza de español y que quiera ayudarnos. Confiarle tu manuscrito para que lo revise y lo corrija puede ser una buena solución. Dos pares de ojos siempre ven más que uno y, aunque probablemente se le cuelen algunas erratas, es mejor que nada.

Si recurres a un lector beta, esa persona puede señalar los errores ortográficos mientras lee el manuscrito. ¡Cualquier comentario será de ayuda! Cuantas más personas hayan corregido tu libro, más probabilidades tendrás de encontrar y corregir todos los errores. Además, los lectores beta también son sensibles al estilo. Podrán señalar las repeticiones o las partes poco claras que deben reescribirse.

Si quieres aprender más sobre lectores y lectoras beta, en este artículo te explicamos quién puede serlo y cómo encontrarle.

3. Utiliza programas especializados como corrector de libros

El corrector automático de Microsoft Word

Seguro que conoces el corrector automático de Word. Este resalta en rojo las palabras erróneas de tu texto y convierte automáticamente la primera letra de una frase en mayúsculas. Aunque es muy útil, sigue siendo muy básico y, sobre todo, está lejos de ser infalible. De hecho, a veces puede confundirte.

Activar este corrector ortográfico es conveniente, pero recuerda no aceptar sistemáticamente sus sugerencias de corrección. Comprueba de antemano que el software no ha interpretado mal tu frase.

Programas profesionales para corregir tus libros

No es raro que las editoriales y los correctores profesionales utilicen programas de corrección. Entre ellos está Stilus, un programa mucho más eficaz que el corrector de Word.

Stilus, en su versión gratuita, solo permite corregir cien palabras. En la versión de pago, tiene dos planes de suscripción anuales, uno de 30€ con el que puedes corregir máximo 200 000 palabras por mes, y otro de 60€ con un límite de un millón de palabras por mes.

Sin embargo, en lo que respecta a la corrección de textos, la máquina aún no ha superado al hombre. Por eso se suele utilizar al final de una corrección profesional para asegurarse de que no queda ninguna errata.

Recurre a un corrector de libros profesional

Como puedes ver, la mejor solución es que tu manuscrito sea corregido por un corrector de libros profesional.

Un profesional no solo tiene buen ojo para detectar errores, también tiene un conocimiento profundo sobre el tema. A menudo, tiene libros de referencia y uno o más programas de corrección profesional de los que hacer uso.

En este punto pueden surgir varias preguntas: ¿Cómo puedo encontrar un corrector de libros cualificado y de confianza? ¿Qué implica la corrección de un libro? ¿Cuánto cuesta? A continuación, despejamos esas dudas.

¿Cómo elegir un corrector de libros profesional?

Si no conoces un corrector profesional en tu zona, no te asustes. Con estos pasos, podrás encontrar un corrector de libros adecuado para ti.

  • Empieza con una búsqueda simple en Google. Ahí encontrarás sitios web de correctores y plataformas de autónomos como malt.es.
  • Estudia la web, el perfil o el anuncio del corrector. Si observas algún error o si sus habilidades de escritura no son las mejores, no la contactes.
  • Elige preferiblemente a alguien que tenga editoriales entre sus clientes.
  • Averigua si ha tomado algún curso de formación reconocido.

Desde BoD ofrecemos servicios de corrección ortotipográfica. Trabajamos con correctores de libros cualificados que están acostumbrados a corregir manuscritos tanto para la publicación tradicional como para la autopublicación.

¿Qué incluye el trabajo de un corrector de libros?

Esto debes definirlo desde el inicio con la persona que decidas trabajar. Es decir, si se trata de una simple corrección o también será una revisión de estilo.

Aquí te mostramos en qué consiste cada una.

Corrección ortotipográfica

La base de la corrección ortotipográfica es la corrección de errores ortográficos, gramaticales, de conjugación, de sintaxis y de tipografía. Por lo general, el corrector de libros proporcionará un archivo de Word con el seguimiento de las correcciones. De este modo, podrás ver todo lo que se ha modificado.

Revisión estilística

La revisión estilística, en cambio, va más allá de la corrección ortotipográfica. El corrector de libros indicará en los comentarios qué partes hay que repasar. Señalará también las repeticiones y los giros extraños. En general, le prestará más atención al estilo.

El escritor o escrita puede leer los cambios y autorizarlos o rechazar algunos de ellos si es necesario. En los comentarios aparecerán sugerencias de reformulación y diversas observaciones del corrector.

En BoD también ofrecemos el servicio de revisión estilística. Además, puedes acceder a las habilidades y conocimientos de nuestros correctores de libros para redactar la sinopsis de tu libro por ti.

¿Cuánto cuesta la corrección ortográfica de un libro?

Las tarifas de las correcciones varían enormemente de un corrector a otro, por lo que es difícil saber por dónde empezar. De hecho, las tarifas no están reguladas. Dependen de la longitud del texto, pero también de la experiencia de la persona, la complejidad y la calidad del texto, la cantidad de tiempo que les das para corregir tu manuscrito, etc.

En la mayoría de los casos, tendrás que enviar tu manuscrito en formato Word para obtener un presupuesto personalizado.

Servicio de corrección de BoD

Para la corrección ortotipográfica: 3€ por página estándar (una página estándar son 1500 caracteres, incluidos los espacios), sujetos a la complejidad del texto y la cantidad de errores.

Para la revisión estilística: 6,50€ por página estándar, sujetos a la complejidad del texto y la cantidad de errores.

Puedes hacer el cálculo determinando el número de caracteres de tu manuscrito. Esta información la puedes encontrar en las estadísticas de tu documento de Word.

Tomemos, por ejemplo, un libro de 50 000 palabras (la longitud media de una novela) y con unos 300 000 caracteres incluyendo los espacios.

300 000 / 1500 = 200 páginas estándar
200 x 3€ = 600€
200 x 6,50€ = 1300€

Por lo tanto, debes contar con unos 600€ para la corrección de un libro de unos 300 000 caracteres y un poco más del doble para una revisión estilística. En cuanto a los plazos, toma alrededor de un mes de trabajo desde el momento que aceptas el presupuesto de corrección.

En resumen

Para mostrar profesionalidad página a página en tu libro, es indispensable elegir un corrector libros para tu manuscrito.

Entre las opciones que tienes para hacerlo, encuentras las siguientes:

  • Corregir tú mismo tu manuscrito. Aunque puedes considerarla una opción, debes tener mucho cuidado de no pasar por alto erratas.
  • Pedirle a un lector beta que sea tu corrector.
  • Encontrar programas para la corrección de tus libros, ya sean básicos como el de Microsoft Word o más especializados.
  • Elegir un corrector de libros profesional que tenga experiencia en el campo.
  • Si eliges un corrector profesional, asegúrate que has definido si se trata de una corrección ortotipográfica o de una revisión de estilo.

Recuerda que del mismo nivel de tiempo y esfuerzo inviertas, así será el nivel o calidad del resultado final.

Autora

Ángela Uparela

Desde las redes sociales y en el blog, Ángela aconseja de buena gana a nuestros autores y autoras sobre todo lo relacionado con la autopublicación, los servicios de BoD y la promoción de sus libros. Cuando no está grabando vídeos o contestando mensajes privados en Instagram, a menudo se la encuentra preparando deliciosos platos colombianos.

otros artículos