Cómo escribir un poemario desde cero

¿Poemario?¿Cómo escribir uno y evitar los errores comunes al hacerlo? ¡Te lo enseñamos en este artículo!

¿Eres poeta? Si eres de esas personas que tienen las notas del móvil repletas de versos e ideas poéticas, ¡sigue leyendo! En este artículo, Clara C. Scribá nos explica cómo escribir un poemario desde cero.

¿Qué errores estás cometiendo al escribir un poemario?

Un poemario es una obra poética, una colección de poemas. No es lo mismo que una antología, que se trata de una selección de piezas generalmente de distintas obras. Por ejemplo, una antología de Antonio Machado recoge una serie de poemas extraídos de distintos poemarios del poeta. El editor de esa antología decide qué poemas deben formarla, aplica su criterio y selecciona los poemas en función de un nexo en común entre ellos. Sin embargo, cuando escribimos un poemario desde cero, debemos partir de una idea: estamos conformando una obra, un viaje a través de la palabra.

Por eso, un poemario no es una mezcla sin sentido de los poemas que hemos escrito a lo largo de los años.

Errores comunes en los poemarios.

Cuando recibo un poemario para corregir o valorar, muchas veces percibo errores como estos:

  • La obra carece de un tema en común.
  • Los poemas no guardan similitud entre ellos.
  • Unos tienen rima y métrica, otros son de verso libre.
  • No hay ningún tipo de organización.
  • No existen partes o secciones dentro del mismo.
  • No hay referencias a otros poetas ni citas literales.

¿Te suena? ¿Crees que tu poemario tiene esos errores? Entonces, no has escrito todavía un poemario, lo que has hecho es reunir los poemas que has ido escribiendo sin ton ni son.

¿Cuántos poemas debe tener un poemario?

No hay un número determinado de poemas adecuado para un poemario y no creo que tengas que guiarte por ello. Como decía antes, un poemario no es un hatajo de poemas encuadernado. Debe haber una coherencia, un mensaje y debe conducir al lector desde un punto A hasta un punto B.

No importa si son veinte o cien, sino si cada poema tiene la calidad suficiente y la relevancia como para formar parte de tu obra.

Te pongo como ejemplo mi propio poemario, Ya no (Huerga y Fierro, 2018), que está compuesto por treinta poemas distribuidos en cinco partes. En este poemario se transita desde el dolor de una pérdida hasta la recuperación, habla de un proceso de duelo y a lo largo de las páginas se recurre a metáforas similares (por ejemplo, la enredadera es un elemento que aparece a lo largo de toda la obra) que dan un ambiente unificado a toda la obra.

Además, el estilo de los poemas es el mismo: longitud similar y verso libre. Es vital que definas tu estilo como poeta, o que al menos se mantenga en cada poemario. Quién sabe si en el futuro dejarás de rimar, pero si los poemas más importantes de tu obra son rimados, intenta que los demás que escribas también lo sean.

¿Por qué es tan importante? Porque los poemas son en sí mismos obras, pero el sentido del poemario es que todos esos poemas estén trasmitiendo un mensaje. ¿Te imaginas leyendo una novela en la que en cada capítulo aparecen personajes nuevos que nada tienen que ver entre ellos? Seguramente te acabarías aburriendo porque no terminarías de pillarle el punto a la novela. Pues eso es lo que pasa si mezclas poemas que nada tienen que ver entre ellos.

La coherencia no es solo una cualidad propia de los poemarios. Esto no es algo que deba ocurrir solo en la poesía. Rosalía, en su álbum El mal querer, con el que saltó a la fama, lo hace también.

BoD Blog cómo escribir un poemario desde cero Rosalía

Fíjate, estas son las canciones de El mal querer:

  • «Malamente» (Cap. 1: Augurio).
  • «Que no salga la luna» (Cap. 2: Boda).
  • «Pienso en tu mirá» (Cap. 3: Celos).
  • «De aquí no sales» (Cap. 4: Disputa).
  • «Reniego» (Cap. 5: Lamento).
  • «Preso» (Cap. 6: Clausura).
  • «Bagdad» (Cap. 7: Liturgia).
  • «Di mi nombre» (Cap. 8: Éxtasis).
  • «Nana» (Cap. 9: Concepción).
  • «Maldición» (Cap. 10: Cordura).
  • «A ningún hombre» (Cap. 11: Poder).

Las canciones no solo tienen un orden y un título, sino que están organizadas también como capítulos de una obra literaria, porque ese es su propósito: narrar una historia o que el oyente transite de un punto a otro.

«El mal querer es el primer álbum de Rosalía cuyo tema es una relación tóxica dividida en capítulos de la cual sale victoriosa una mujer».

No, esto no es propio de todos los cantantes. Tampoco lo es de todos los poetas (quizás de los de renombre sí, aunque no sea tan evidente). ¿No crees que si tú lo haces puedes destacar entre la multitud? Yo creo que sí.

Encuentra un tema para escribir un poemario desde cero

Como he indicado, un poemario es una obra, un todo, y como tal, debe tratar un tema concreto. Sí, puedes escribir un poemario que tenga un par de temas, por ejemplo, mi primer poemario, Plurales (Harpo, 2014), abordaba distintos temas (amor, desamor y crítica social), pero en realidad, te complicas la vida, porque tendrás que conseguir que todos los poemas sean relevantes y estén relacionados a pesar de que toquen distintos temas.

Trata de analizar ¿qué tema te importa?, ¿sobre qué quieres escribir tu poemario?, ¿qué mensaje quieres lanzar a los lectores?

Imaginemos que nuestro tema es «pertenencia a una tierra a pesar del exilio». Todos los poemas que incluyamos en este poemario tendrán que tratar sobre pertenencia, exilio, idiomas, amor a pesar de la distancia, familia, etc. Todo un imaginario en torno a ese tema.

Lo ideal es que elijas el tema incluso antes de empezar a escribir y que estructures el poemario en al menos tres partes que te sirvan de guía para escribir. Por ejemplo:

Tema: Pertenencia a una tierra a pesar del exilio

Estructura

BoD Blog cómo escribir un poemario estructura parte 1
Parte 1. El exilio: poemas sobre la huida, el traslado a otro lugar.
BoD Blog cómo escribir un poemario estructura parte 2
Parte 2. Sensación de pertenencia o de no pertenencia a la nueva tierra.
BoD Blog cómo escribir un poemario estructura parte 3
Parte 3. El pasado, los recuerdos y el amor.

En este caso, hemos creado una estructura cronológica que nace del origen del tema (el exilio), transitamos de lo concreto a lo más abstracto: las sensaciones del resultado del exilio en el presente.

¿Cómo mejorar tus poemas para escribir un buen poemario?

La primera versión de un poema rara vez es la mejor. Por eso te recomiendo que perfecciones el poema todo lo que puedas.

«Con el poema has de ser muy duro para hacer una crítica, pulirlo y que salga bien. No te has de enamorar de este primer poema que tú sacas porque estás perdido. Pero claro, la tendencia de uno es enamorarse de su poema»

Joan Margarit.

Según el poeta Premio Cervantes, Joan Margarit, hay varias formas de hacerlo:

  • Leer el poema en voz alta y en público. Si recitas el poema y no es muy bueno, te darás cuenta y querrás cambiarlo.
  • Escribir primero a mano y luego a ordenador: así podrás alejarte del poema y despersonalizarlo.
  • Dejar reposar la poesía y leerla más adelante, como si no fuera tuya.

Te invito a que escuches esta entrevista que le hicieron en Onda Cero.

Sin duda, yo te recomiendo también que busques personas que quieran leer tus poemas y puedas valorar el efecto que causan en ellos.

Consejos finales para escribir un poemario desde cero

Para escribir un poemario desde cero, quiero darte algunos consejos finales:

  • Lee mucha poesía: esa es la clave, empápate, aprende de los demás y busca referentes. Si puedes, asiste a recitales de poesía, son muy enriquecedores.
  • Cohesiona tus poemas, no escribas al tuntún ni construyas un poemario con poemas sueltos que no pegan ni con cola.
  • Busca un hilo conductor de los poemas que incluyas en tu poemario y sé muy crítico con ellos, no dejes ni uno que no sea relevante. No quieres paja en tu poemario, quieres que todos sean buenos poemas.
  • Practica mucho: si haces balance, deberías publicar solo el 10 % de los poemas que escribas.
  • Recita: acostúmbrate a recitar en voz alta tus poemas, porque ahí se aprecia la sonoridad de los mismos.

Espero que tu poemario sea un éxito, recuerda seguir estos consejos para escribir un poemario desde cero.

Autora

Clara C. Scribá

Clara C. Scribá es autora de dos poemarios publicados con editoriales tradicionales, y acaba de ver la luz su primera novela, La edad de la memoria. Filóloga hispánica y con un máster en Traducción por la Universidad de Newcastle de Reino Unido, Clara C. Scribá es profesora de Escritura Creativa en la Universidad Nebrija y dirige la empresa de servicios editoriales Letropía.